No se puede uno fiar de los parquímetros

Parquímetros sin QR sospechosos | AEC
|

Lo que nos faltaba. Pase que hayamos terminado por asumir –qué remedio– que haya empresas privadas que llegan a acuerdos con los ayuntamientos para hacernos pagar por aparcar el coche en la vía pública, pero que encima nos intenten estafar con códigos QR que nos llevan a páginas web fraudulentas ya es el colmo. Además de darle involuntariamente nuestro dinero a los estafadores, nos arriesgamos a unas cuantas multas, que ahora sí hay que abonar porque ya se encargan de gestionarlas al momento. No vaya a ser que se recaude menos de lo deseado.

No se puede uno fiar de los parquímetros