Si es que no hemos inventado casi nada

Como buenos ombligocentristas que somos nos creemos los más modernos y más rompedores cuando la historia se encarga de demostrarnos una y otra vez que no hemos inventado prácticamente nada. El Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria ha demostrado que buena parte de las pinturas rupestres las realizaron niños, que dejaban su sello en las paredes de las cuevas con la misma legitimidad que cualquier adulto. Lo sentimos por los chavales que se creen especiales por ir con unos botes de espray a dejar su rúbrica, pero lo suyo no es nada nuevo. FOTO: Pinturas rupestres | EFE

Si es que no hemos inventado casi nada

Te puede interesar