El negocio (de algunos) va sobre ruedas

un vehículo aparcado sobre bloques de hormigon foto Quintana

cada vez está más claro: ¡quieren que nos deshagamos de los coches! ¡Pues que nos lo digan a la cara, no hace falta que nos anden con indirectas! Primero nos suben tanto el combustible que vamos a tener que ir a comprarlo a la joyería y pedirlo por quilates. Encima los cacos, muy cucos ellos, se hartan de vaciar depósitos con el método de chupar por  la gomita –así  se lo tragaran todo, cagoenlá...—.  También roban, retrovisores, antenas... En fin, que se surten de todo en plena calle como si fuese un bazar chino. Ya no se molestan ni en abrir los coches, y si no que se lo digan al vecino de Novo Mesoiro al que le dejaron el Ibiza montado en cuatro bloques. Pero, a ver, ¿no iban a poner a funcionar 200 cámaras en A Coruña en aras del bien común? ¡Pues que empiecen ya, a ver si así los mangantes se cortan las...! No, las venas, no, las malas intenciones. Pero un dedito sí se podían cortar. ¡Que sufran un poco también ellos, qué caray!  

El negocio (de algunos) va sobre ruedas

Te puede interesar