Mejor no alargar la legislatura para no correr riesgos

Pedro Sánchez, disfrutando de una victoria política | EP

Pedro Sánchez ha anunciado que se fija como fecha límite para la celebración de las próximas elecciones generales el 10 de diciembre de 2023. Es decir, que no tiene intención alguna de estirar la legislatura unas semanas a través de una interpretación de la ley electoral que le dé un tiempo extra. Qué necesidad, habrá pensado el presidente, de meterse en polémicas e incluso posibles complicaciones legales por ocupar La Moncloa un poco más. Bastante crispación ha tenido ya. Y la que le queda... porque la votación de la reforma laboral tiene pinta de haberse convertido en el nuevo tema favorito de la oposición, que ha debido de ver que a las macrogranjas ya no les queda mucho que exprimir. Y, además, con la deriva que llevan sus relaciones con su socio de gobierno y con los partidos que facilitaron la investidura, mejor acabar este ciclo cuanto antes, no vaya a ser que lleguen al añadido con diferencias irreconciliables. Además, así termina su mandato con España presidiendo la Unión Europea, que es acabar por todo lo alto.

Mejor no alargar la legislatura para no correr riesgos

Te puede interesar