Una medida que se va, pero otras muchas que se aún están

Una mujer camina por la calle protegida por su mascarilla | aec

Los españoles podremos dejar de llevar mascarilla por la calle desde el próximo jueves. Poco duró la medida cosmética que se inventó el Gobierno para que tuviéramos la sensación de que hacía algo para combatir la variante Ómicrom del coronavirus. Será la medida más visible de que, ahora mismo, parece que estamos doblegando esta sexta ola de la pandemia. Sin embargo, todavía hay muchas restricciones que siguen vigentes y que los afectados piden que dejen ya de estarlo. En Galicia, las principales reivindicaciones llegan de la hostelería, que clama por la supresión de la obligatoriedad de presentar el pasaporte covid, mientras que el ocio nocturno reclama que se recupere de forma total el horario oficial de apertura que recogen sus licencias. La decisión está ahora en el tejado de la Xunta que, por el momento, se muestra un tanto reacia a dar la imagen de que todo está ya superado cuando la realidad es otra. De cualquier modo, muy probablemente, salgamos de dudas en unos días.

Una medida que se va, pero otras muchas que se aún están

Te puede interesar