Ir a por lana y salir más que trasquilada

todavía recordamos lo mal que se lo hizo pasar el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov a Josep Borrell cuando acudió a Moscú en su calidad de responsable de la diplomacia de la UE. En una rueda de prensa que fue más una encerrona, el ruso puso en aprietos a Borrell a cuenta de la represión de los secesionistas catalanes. Pues ahora peor lo ha pasado la ministra de exteriores del Reino Unido, Liz Truss, que buscaba una foto que la catapultara como sucesora de Johnson y a la que su homólogo ruso cuestionó por qué Truss había ido a Moscú si no tenía nada más que agregar a las declaraciones ya hechas previamente amenazando con sanciones. FOTO: Liz Truss | aec

Ir a por lana y salir más que trasquilada

Te puede interesar