Jóvenes emprendedores

que unos jóvenes se unan para crear –con acta de constitución, estatutos y todo eso– una “asociación cultural de amigos” es sumamente loable. Las tres son tan fermosas como para ser elegidas palabras del año. “Asociación”. “Cultural”. “Amigos”. Cada una supera a la cada otra. Y dicho esto… Alguien debería haberles explicado a los muchachos que asociarse para según qué cosas está mal; por ejemplo, para cultivar y comercializar cannabis y sus derivados. Esas actividades ¿culturales?, a día de hoy, son ilegales, y conectarse irregularmente a la red eléctrica, también. Y claro, la Fiscalía pide para ellos siete años y medio de prisión y multas por más de 400.000€. Caro les va a salir el asociacionismo a los pobriños. Y todo por falta de información. Bien es sabido que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Así que, si quieren asociarse para algo ―por loable que parezca―, léanse primero el Código Penal o consulten a ese vecino que tiene un primo segundo con un cuñado abogado. Les saldrá más a cuenta.

Jóvenes emprendedores

Te puede interesar