La intención no es todo lo que cuenta

Manuel Murillo | EFE

El francotirador que se había propuesto matar a Pedro Sánchez ha sido condenado a siete años y medio de prisión. Para un conspirador de magnicidio igual puede parecer poco, pero es que Manuel Murillo, ese hombre que quería vengar a Franco por su exhumación del Valle de los Caídos, no tenía ni medio plan. Lo suyo era todo intención; de organización la verdad es que iba un poco flojo. Lo que sí tenía era un arsenal de los que no se guardan para admirar las armas, sino para darles uso. Buena parte de la condena se debe precisamente a eso; si no, apenas pasaría un par de años en prisión.

La intención no es todo lo que cuenta

Te puede interesar