Los honores hay que ganárselos

Los herederos de Franco y Pilar Primo de Rivera a los que les haya tocado en suerte custodiar la Medalla al Mérito en el Trabajo de sus antecesores ya la pueden ir buscando y empaquetando con primor para devolvérsela al ministerio. El Consejo de Ministros ha aprobado que le sea retirada tanto al dictador como a otros altos dirigentes de su régimen, ya que se ha establecido como requisito para mantener una de estas condecoraciones el respeto a las “imprescindibles exigencias democráticas, cívicas y sociales”. Nada más que decir. Los honores hay que ganárselos. FOTO: La tumba de Franco, en Mingorrubio | EFE

Los honores hay que ganárselos

Te puede interesar