Los homenajes a etarras que no cesan

Homenaje a un etarra en Oñate | aec
|

Hace menos de un mes, el colectivo de presos de ETA anunció que no celebrarían más ongi etorri. Esas bienvenidas en las que los asesinos eran recibidos en sus pueblos y ciudades como héroes. En un solemne comunicado, los presos aseguraban que entendían el dolor que ese tipo de actos podían producir a las víctimas y renunciaban a ellos. Un gesto que rápidamente fue elogiado desde el Gobierno como un paso más hacia la normalización de la situación en el País Vasco. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Desde ese anuncio, los actos de homenaje a los asesinos se han ido sucediendo al ritmo en el que los criminales eran liberados. Ni uno se quedó sin el reconocimiento a su miserable actuación. En total, este año se han desarrollado un total de 202 ongi etorri y, mientras tanto, Sánchez prefiere mirar para otro lado y mantener a Bildu como socio preferente.

Los homenajes a etarras que no cesan