La gran fiesta del cine es eso, del y para el cine

el cine español volvió a vivir su gran noche, y lo hizo queriendo olvidar la pandemia, con un gran y multitudinario acto y con el glamur que rodea todo lo que tiene que ver con el séptimo arte. Galicia, como siempre, rascó algo en forma de cuatro premios, con galardones para Chechu Salgado, Chelo Loureiro, Xosé Zapata y Zeltia Montes. Pero, en opinión de los expertos de esto de las galas, lo más llamativo es que volvió el tedio y el aburrimiento. Un espectáculo maratoniano, con agradecimientos más largos que un día sin pan y en el que el ritmo no hizo acto de presencia. Eso es lo que dicen los expertos, pero, en realidad, eso es exactamente lo que se espera de un espectáculo así. ¿Cómo se va a cronometrar el tiempo que un premiado tiene para agradecer el apoyo a lo que han sido, seguramente, años de trabajo? La cuestión es que, a lo peor, no nos damos cuenta es que la gran fiesta del cine es para la gente del cine. FOTO: Chelo Loureiro y parte de su equipo, agradeciendo el premio | EFE/Biel Aliño.

La gran fiesta del cine es eso, del y para el cine

Te puede interesar