El Gobierno elige sus palabras con mucho cuidado

El ministro de Presidencia, en una intervención, seguro que medida | EFE

Todavía no ha empezado la investigación interna al CNI y ya se ha sabido que, al parecer, sí ha habido espionaje a líderes independentistas catalanes. De forma “individualizada, no indiscriminada y siempre bajo control judicial”, para más datos. Por lo visto, el Centro Nacional de Inteligencia maneja el programa Pegasus desde mediados de la pasada década y lo ha usado para vigilar las actividades de los secesionistas en sus salidas al extranjero; eso sí, niega que haya pinchado teléfonos institucionales. Y con estas primeras confesiones, que parecen de esas que se hacen para evitar escándalos mayores, al menos confirmamos que el actual Gobierno no mentía cuando juraba que no había comprado el sistema de espionaje. Más que nada, porque ya lo habían comprado otros antes. Es lo que tiene saber elegir las palabras con tiento, que no se dice toda la verdad, pero tampoco se miente. El Ejecutivo también ha dicho que no sabe nada de pinchazos telefónicos a Pere Aragonés y compañía, pero de otro tipo de espionajes se ha cuidado mucho de hablar. Igual es por algo...

El Gobierno elige sus palabras con mucho cuidado

Te puede interesar