Gasolineras llenas y conductores muy pacientes

Colas en una gasolinera de Madrid | Europa press

Por lo visto ayer en las gasolineras del país, fueron prácticamente todos los conductores los que decidieron esperar hasta la rebaja para llenar los depósitos de sus vehículos. El descuento que se logra gracias a la reducción del Gobierno y a la que propician algunas marcas es tan alta que merecía la pena esperar. Eso sí, lo que ya no está tan claro es si también lo mereció tener que esperar una larga cola para poder repostar, porque la imagen del día en este país fue la de las caravanas de coches aguardando pacientemente para llenar sus depósitos, y eso los que pudieron, ya que en algunas estaciones de servicio se establecieron límites al número de litros repostados como si de aceite de girasol en un hiper se tratara. Por lo demás, salvo el sobresalto provocado por algunos fallos en la conexión telefónica, se supone que por la saturación de las líneas, la jornada discurrió con normalidad, aunque seguro que el que vaya hoy a llenar su depósito tiene menos problemas.

Gasolineras llenas y conductores muy pacientes

Te puede interesar