Fernando VII también empezó siendo “el deseado”

foto: el concierto, que duró una hora | g. s.

A Nicky Jam se le esperaba en Cambados con ansia desde hace dos años, una actuación que se pospuso dos ediciones, por culpa del covid. El deseado concierto llegó por fin a este Albariño. El cantante declinó entrevistas, por silencio administrativo. Ah, los artistas. Pidió a la organización una cancha de baloncesto y otras excentricidades que no vienen al caso. Ah, los famosos. Solo permitió a los fotógrafos de prensa tomar imágenes del show durante los primeros quince minutos. Ah, ¿el creador celoso de su música? Después tuvo a bien empezar el concierto de pago un cuarto de hora antes de tiempo. Así que quienes llegaron puntuales (fotógrafos y público) pudieron disfrutar también de la amabilidad de su equipo. 

Fernando VII también empezó siendo “el deseado”

Te puede interesar