La excusa perfecta para Aragonés

hay ocasiones que llegan ni que pintadas. Es lo que le ha sucedido a Pere Aragonés a cuenta del espionaje con “Pegasus”. El presidente catalán, basándose en que el programa en cuestión solo se le vende a estados y fuerzas de seguridad nacionales ha llegado a la conclusión de que España se dedicó a espiar a los secesionistas y, por lo tanto, pide que rueden cabezas y, además, congela las relaciones con el Gobierno. Unas relaciones que, por cierto, estaban más que congeladas y por culpa de los independentistas, que no se dan puesto de acuerdo sobre lo que quieren. FOTO: Pere aragones, en pleno ataque de dignididad | Europa Press

La excusa perfecta para Aragonés

Te puede interesar