Espectáculos que no gustan a la ATP

Kyrgios, a punto de reventar la raqueta contra el suelo | EFE

A los señores de la ATP el único espectáculo que les interesa mostrar es el de los jugadores haciendo lo imposible por ganar cada punto, así que se han puesto duros con los que dan la nota por su mal perder. El último en comprobar en sus carnes cómo se las gastan con las sanciones es Nick Kyrgios, que tras su derrota ante Rafa Nadal en Indian Wells –lo de ser capaz de desesperar a cualquier rival es marca de la casa– se lió a golpes con su raqueta y por poco no dejó heridos. La explosión de rabia le ha costado 25.000 dólares. La multa amansa a las fieras.

Espectáculos que no gustan a la ATP

Te puede interesar