Entre ciclovías y tuberías va la cosa

Las ciclovías se expanden | g. s.

A más de uno en Vilagarcía es hablar de ciclovías y le sale un sarpullido. Será cosa de que se agencien algún antihistamínico porque la cosa se amplía, ahora en Alejandro Cerecedo. Parece que no hay marcha atrás en el nuevo modelo de movilidad, veremos si poco a poco la gente se va moviendo, porque por ahora han alzado más la voz los cabreados que los ciclistas. No es la única obra que complicó el tránsito vial estos días. Otro clásico arousano, las tuberías que se rompen, esta vez en As Carolinas, dejó además cortes de suministro en el fin de semana. El agua, que es tan intermitente al final de la primavera.

Entre ciclovías y tuberías va la cosa

Te puede interesar