Enrique Reboredo, el último artesano “follalateiro”

Los oficios tradicionales son un bien a conservar. El relevo generacional no está garantizado y eso supondrá una grave pérdida para el patrimonio inmaterial, ese que solo se echa de menos cuando no se tiene. Cada vez hay más fiestas en ciudades y pueblos que incluyen en sua programas de actividades una feria de este tipo de trabajos para mostrar como se ganaban la vida las personas hace más de un siglo. Se trata de una especie de muestra etnográfica en la que Enrique Reboredo siempre tiene un stand reservado, no en vano es el último artesano “follalateiro” que queda en O Salnés y uno de los pocos de Galicia. Es preciso poner en valor este tipo de oficios para que continúen transmitiéndose de padres a hijos aunque solo sea para que podamos recordarlos. FoTO: Enrique Reboredo I G. Salgado

Enrique Reboredo, el último artesano “follalateiro”

Te puede interesar