Una dimisión más que justificada

Alfonso Feijóo | Ep

El ridículo estratosférico que ha sufrido nuestro rugby se ha llevado por delante al presidente de la federación, Alfonso Feijoo, que al final ha tenido que ceder a las presiones lanzadas por clubes y, sobre todo, por los jugadores. Que España quede excluida de un mundial al que tanto le costó llegar por la alineación irregular de un jugador que presentó un pasaporte falsificado, en el fondo, lo que refleja no es más que la improvisación que se vive en un deporte de esos que cuando hay que definir se recurre a la palabra minoritario. Sin embargo, eso no sirve de excusa para cometer un error de tal calibre y que, además, daña la imagen del país.

Una dimisión más que justificada

Te puede interesar