Culpar a la víctima como defensa

Un momento del juicio | EFE

Ilusos nosotros, pensábamos que eso de culpar a las víctimas de las violaciones era cosa del pasado. Ya hemos comprobado que no gracias al juicio de los futbolistas Santi Mina y David Goldar por una presunta agresión sexual, en el que el detective que ha seguido por orden de la defensa a la supuesta víctima ha dicho de ella que tiene vida social, toma copas y lleva faldas y ropa ajustada. Espectaculares revelaciones que, sin duda, indican que cualquier cosa que sucediese con los acusados fue consentida. Las pruebas, de momento, sugieren todo lo contrario. Eso sí es algo objetivo.

Culpar a la víctima como defensa

Te puede interesar