La chulería de Putin es el detonante que faltaba

Estamos dando tantas vueltas con el tema de Rusia que ya no se sabe lo que puede ser determinante y lo que no, pero este gesto de chulería de Putin de reconocer la independencia del Donbás parece el movimiento que Estados Unidos estaba esperando para gritar ¡‘guerra’!. Que es, con otras palabras, lo que ha hecho en cuanto se lo ha permitido la diferencia horaria. Desde la Casa Blanca han dicho que supone “el comienzo de una invasión” a Ucrania por parte de Rusia y, más allá de las represalias bélicas que nadie quiere, tendrá su respuesta política. La de Alemania ha llegado bien rápido: ha paralizado el visto bueno al gasoducto que suponía un flujo directo entre los dos países. Y a los rusos les ha escocido. Con lo bien que les había salido económicamente la maniobra de anunciar la retirada de tropas esto les viene fatal. Y las sanciones que les quedan... El bravucón no puede ganar siempre. FOTO: Una manifestación contra Putin, en Alemania | EFE

La chulería de Putin es el detonante que faltaba

Te puede interesar