Un charco que salpicó a todos

Alberto Garzón | aec

El lenguaraz ministro de Consumo, Alberto Garzón, en su día, en una entrevista a un diario británico aseguró que la carne española era de pésima calidad por la existencia de las macrogranjas. Garzón se metió en un charco que, al final, terminó por salpicarnos a todos, ya que las exportaciones de carne española al extranjero han caído un 25% desde que pronunció aquellas palabras. A lo peor, un día de estos, Garzón se da cuenta de que es ministro y de que, por lo tanto, si quiere acabar con una situación puede redactar una ley. Lo demás son fuegos de artificio y pegarse tiros en el pie.

Un charco que salpicó a todos

Te puede interesar