Casi es mejor que Putin esté sano

Vladimir Putin | aec

Ahora que Putin se ha convertido en el más malo del mundo mundial, crecen los rumores sobre su supuesto mal estado de salud. Hace unos meses, uno de sus opositores afirmó que sufría cáncer. Ahora se apunta la posibilidad de que, además, también esté aquejado de Párkinson. La verdad es que, si alguna de esas afirmaciones es cierta, da mucho miedo imaginar a alguien tan egocéntrico y desahuciado al frente de uno de los arsenales nucleares más importantes del planeta. Casi nos apetece más imaginárnoslo sano como un roble, aunque eso signifique que siga con su guerra de ocupación de Ucrania.

Casi es mejor que Putin esté sano

Te puede interesar