Cambio climático y barbacoas locas

Fuegos | aec

El cambio climático se ha convertido en un refugio para todo. Un problema serio en manos de los políticos se convierte en la excusa perfecta para lavarse las manos de todos los problemas. Cuando Galicia, hoy, y todos los veranos, y primaveras u otoños calurosos ardía por los cuatro costados se hablaba de pirómanos, motoristas fantasmas, pastores rumanos desaprensivos, paracaidistas de juguete... y un largo etcétera de culpables, pero lo del cambio climático o calentamiento global, como se llamaba antes, nunca se dijo nada. Pero Sánchez solo le hace falta unas brasas al aire para climatizarlas.

Cambio climático y barbacoas locas

Te puede interesar