Calores para no dormir

Un hombre se refresca | EFE/Brais Lorenzo

Qué suerte tenemos en Galicia, que no usamos el aire acondicionado, ¡lo que tal nos ahorramos en electricidad, al precio que va! Y no es que no lo usemos porque no nos haga falta, porque llevamos una temporadita que solo se puede vivir en el coche, no lo usamos porque no lo tenemos, como aquí nunca hace calor… ¡Por dios bendito, queremos volver a dormir con la mantita fina, o por lo menos con una sabanita! ¡Hemos perdido nuestro principal atractivo turístico y nuestra seña de identidad! ¿Dónde está nuestra brisilla marinera?, ¿dónde nuestras tímidas nubecillas de verano?, ¿dónde nuestro orballo mañanero que todo lo refresca?, ¿dónde metemos ahora tanta chaquetita para por la tarde? Esto tiene que ser una conspiración motivada por la envidia de algún agente de allende el telón del grelo. ¿Adónde se han llevado nuestro “mal” -y sin embargo amado- clima? ¡Exijimos investigación parlamentaria, YA!

Calores para no dormir

Te puede interesar