Calidad en los artistas callejeros

Foto: Unos músicos | efe

la normativa de ruidos no se cumple en los meses de verano cuando los entusiastas de las motos estropeadas salen a probar sus tubos de escape por las carreteras. Como tampoco se cumple la revisión de las capacidades musicales de muchos músicos callejeros o artistas ambulantes. Los mandamases municipales deberían tomar ejemplo de aquella iniciativa en la que se examinaba a los artistas de la calle para que la ciudad tuviese un mínimo de calidad en sus expresiones artísticas realizadas en el mercado libre. Hay que pensar en que la calidad siempre es un valor añadido al turismo.

Calidad en los artistas callejeros

Te puede interesar