Las banderas azules ya ondean en buena parte de las playas arousanas

Izado en Bamio I M. Ferreirós

El izado de las banderas azules en las playas se ha convertido en un acto protocolario en el que los políticos presumen de su buena gestión ambiental y de la inversión en la dotación de servicios a sus arenales. Se trata, sin duda, de un distintivo de calidad que indica al usuario que podrá contar con una serie de elementos fundamentales como el de los socorristas, zonas para personas con dependencia o baños públicos. Sin embargo, hay muchos municipios turísticos que por diversas razones no se pliegan a las exigencias de la Adeac, organismo que concede las banderas azules tras inspecciones a las playas y a sus aguas, al estar en desacuerdo con su evaluación. Lo cierto es que con o sin bandera, Arousa es sinónimo de calidad.

Las banderas azules ya ondean en buena parte de las playas arousanas

Te puede interesar