Ay, la pastillita azul…

Pastillas de viagra | aec

Hace unos Aturuxos hablábamos de que a ciertas personas las damos por honradas y respetables por el mero hecho de ocupar el cargo que ocupan -jueces, curas, militares, policías…-. Y las damos por honradas porque somos un poco bastante pardillos, y es que, como la cruda realidad nos demuestra cada día, de todo hay  en la viña del Señor, además de uvas. En este caso ha sido un subteniente del ejército de tierra destinado en una farmacia militar al que han metido en la trena año y medio por falsificar una receta de viagra. A ver, hombre, comprendemos que  el tema de la disfunción eréctil puede ser muy importante para su felicidad, pero ¿hasta el punto de jugarse reputación, empleo y libertad? ¿No hubiese sido mejor comprarla en el mercado negro o algo así? O ir al médico, mismamente. Pues eso, que muy mal.

Ay, la pastillita azul…

Te puede interesar