Asaltos y presión migratoria

los últimos sucesos en las fronteras de Ceuta y Melilla son más que preocupantes y más cuando desde el Gobierno español se felicitan del trabajo de las fuerzas de seguridad marroquí en la contención de asalto a la verja de Melilla. Comienza a ser sospechosa tanta alabanza a los alauitas, después de regalar el Sáhara. Cada día intentan entrar cientos de los llamados de forma eufemística subsaharianos, solo ocupan titulares cuando hay algún muerto. El Ejecutivo central ha subcontratado o deslocalizado la vigilancia de las fronteras, como si las autoridades marroquíes no se enteran hasta el asalto. foto: verja | aec 

Asaltos y presión migratoria

Te puede interesar