El argumento de la guerra en Ucrania no es creíble

Pedro Sánchez y nadia Calviño, con el plan | EFE

Parece que cuando una información va acompañada de un porcentaje nos resulta más creíble. Decir, por ejemplo, que el 67 por ciento de los españoles no se cuestiona las noticias que tienen un dato porcentual en el titular suena científico, aunque sea pura invención. Y con la afirmación del Gobierno de que el 73 por ciento de la inflación es culpa de la invasión a Ucrania pasa algo parecido. Solo que en este caso los expertos han desmontado la teoría en cuestión de minutos con una certeza aplastante: los precios empezaron a subir en abril del año pasado, cuando la guerra no era ni una remota posibilidad. Entendemos la necesidad de un argumento para justificar lo que está sucediendo en la economía y que un conflicto bélico sobre el que no tenemos control sea perfecto para eso, pero no cuela. Y tampoco que ese plan nacional anunciado como la solución vaya a suponer un alivio para nuestros bolsillos. Valoramos la creatividad de las explicaciones, pero preferimos que nos digan la verdad.

El argumento de la guerra en Ucrania no es creíble

Te puede interesar