El amor, al final, no pudo triunfar

La infanta Cristina | aec

Pues si es cierto lo que dicen los mentideros del corazón, al final no habrá reconciliación entre la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Lejos de ello, al parecer, el exduque de Palma podría estar pensando en celebrar su puesta en libertad condicional yéndose a vivir con Ainhoa Armentia, la mujer con la que fue fotografiado todo acaramelado. De hecho, hay quien asegura que ambos ya han alquilado un piso en las afueras de Vitoria y que, además, podrían dejar próximamente el despacho en el que trabajan y donde se conocieron. Parece que el amor, al final, no triunfó. Al menos para la infanta Cristina.

El amor, al final, no pudo triunfar

Te puede interesar