Un acuerdo para la paz y una sospecha de envenenamiento

El presidente turco recibe a las delegaciones ucraniana y rusa | EP

La noticia del día en lo que al conflicto en Ucrania se refiere es ese –al fin– significativo avance en las negociaciones con Rusia. Putin acepta que Ucrania entre en la UE como país neutral siempre que renuncie a su ingreso en la OTAN y, como gesto de buena voluntad para que el diálogo fluya, rebaja la actividad militar en Kiev y Chernigov. Tampoco es que sea un alto el fuego, que el presidente ruso no parece dispuesto a soltar la presa tan pronto, pero es un paso. Aunque parece que ahora mismo es más peligroso sentarse a esa mesa de negociación que vivir en la capital ucraniana, si hacemos caso al presunto envenenamiento de dos miembros del equipo negociador de Zelenski y de Roman Abramovich, que habría actuado como mediador. Unos lo niegan y otros le restan importancia, pero, por si acaso, el ministro de Exteriores ucraniano ha recomendado que la delegación de su país que no coma ni beba nada que le ofrezcan. Eso es de primero de reunión con el enemigo. Bonito ambiente para firmar la paz.

Un acuerdo para la paz y una sospecha de envenenamiento

Te puede interesar