Ferroglobe celebra los 50 años de su planta en Arteixo y apuesta por la innovación

José Miñones y Alfonso Rueda, junto a otras autoridades en la planta de Ferroglobe en Sabón | Javier Alborés

Ferroglobe PLC, uno de los principales productores mundiales de silicio metal y ferroaleaciones a base de silicio y manganeso, celebró hoy el 50 aniversario de su planta de Sabón en un acto institucional en sus instalaciones y con una firme apuesta por continuar innovando.


El acto contó con la presencia del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, el vicepresidente económico, Francisco Conde, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, y el alcalde de Arteixo, Carlos Cavelo, entre otras autoridades.


Todos ellos acompañaron al presidente ejecutivo de Ferroglobe, Javier López Madrid; a su CEO, Marco Levi; y al resto del equipo directivo de la compañía durante su vista a las instalaciones de Sabón, donde conocieron el funcionamiento de la planta y su evolución desde 1972, cuando se puso en marcha como fábrica con capacidad para atender la demanda de silicio metal del mercado nacional.


La planta de Sabón es la única planta que produce este material en España, un producto que tiene una amplia aplicación en mercados dinámicos y de rápido crecimiento, como el solar, el de la automoción, el de los productos de consumo, el de la construcción o el de la energía.


La planta de Sabón inició sus operaciones de la mano del grupo francés Pechiney en una primera etapa, de la sociedad Carburos Métálicos a partir de los años 80 y, finalmente, del Grupo Villar Mir desde los 1992, primero a través del Grupo Ferroatlántica y después como Ferroglobe.


En la actualidad, la planta de Ferroglobe en Sabón cuenta con tres hornos en funcionamiento, centrados en la producción de silicio metalúrgico a través de un modelo industrial donde prima la innovación tecnológica y el respeto al medioambiente, así como la seguridad y la salud de los trabajadores.


Ferroglobe, según informa un comunicado, afianza su compromiso en Sabón con una inversión de 2,2 millones de euros en 2022 para la fábrica de silicio metalúrgico con el objetivo de mantener una alta eficiencia de las operaciones y los máximos estándares de seguridad.


Futuro sostenible

Por su parte, el presidente de la Xunta puso en valor en su visita el potencial de Galicia en la producción de materiales fundamentales para el futuro sostenible e innovador de la economía.


En esta línea, puso como ejemplo el proyecto Eco-Smart Batt de baterías de ion-litio que Ferroglobe desarrolla con el apoyo del Gobierno gallego, con una inversión de 1,76 millones.


Mientras, Miñones reafirmó el “firme compromiso del Gobierno con la industria” y destacó los 244 millones de euros que el Ejecutivo aprobó el mes pasado en ayudas para compensar a la industria electrointensiva por sus costes por emisión de CO2.

Ferroglobe celebra los 50 años de su planta en Arteixo y apuesta por la innovación

Te puede interesar