Un acusado de agredir a un edil de Arteixo alega trastorno bipolar y vincula con un vídeo el inicio de la pelea

Un hombre acusado de agredir a un concejal de Arteixo en 2018 ha alegado que sufre un trastorno bipolar para explicar lo sucedido, en el juicio que se ha celebrado en la sección primera de la Audiencia provincial de A Coruña. El edil también ha sido juzgado por un delito de lesiones al primero.


Al inicio de la vista, el abogado del acusado de agredir al concejal ha aportado un informe psiquiátrico alegando la existencia de un trastorno bipolar por parte de su cliente y que los hechos "podrían haber tenido algo que ver con este diagnóstico".


Los hechos, según el Ministerio Público, se produjeron en noviembre de 2018, a las 10,50 horas, cuando el primer procesado se cruzó en la vía de la localidad de Larín-Arteixo (A Coruña) con el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Arteixo.


Fiscalía alega que debido a la "animadversión" que sentía hacia él por un problema derivado de la conducción de agua en el domicilio de su madre, le hizo unas indicaciones para que parase el turismo. El acusado se dirigió al vehículo que conducía el edil y "sin mediar ningún tipo de discusión" y recriminándole que su madre estuviese sin agua "intentó pegarle a través de la ventanilla".


Posteriormente, comenzó a dar "patadas y puñetazos" al coche hasta que "en un determinado momento" consiguió abrir la puerta del lado del conductor y "con ánimo de herir" se abalanzó sobre él, llegando a colocarle la rodilla encima del pecho y produciéndose un forcejeo entre ambos en el transcurso del cual "se golpearon el uno al otro".


EXPLICACIONES POR UN VÍDEO

En el juicio, el abogado del presunto agresor ha argumentado que el motivo por el que su cliente le hacía señales al edil para que parase en la carretera era para pedirle explicaciones por un vídeo que le había mandado por whatsapp semanas antes de producirse los hechos en el que "una menor estaba siendo agredida". El acusado ha alegado que quería saber por qué le había mandado ese mensaje ya que le pareció "una broma de mal gusto".


A este respecto, el concejal ha declarado que esas imágenes son de un trabajo escolar "sobre violencia de género" de la hija de una compañera que le había pedido que "le dé divulgación". También expuso que había reenviado el vídeo a grupos como en el que estaba el procesado, junto a otros 173 vecinos del municipio. "No creo que fuera ofensivo", ha justificado el edil y ha añadido que cuando le increpó "no dijo nada del vídeo".


Respecto a lo hechos, ha testificado que el presunto agresor se dirigió a él y le "empezó a increpar" con insultos y manifestando que su madre se había vuelto a quedar "sin agua". "Intenté calmarlo, pero no atendía a razones", especificó. Tras darle "golpes" al coche, el edil ha añadido que se le "echó encima" y se "asustó mucho" porque le faltaba la respiración. Por su parte, el presunto agresor ha manifestado que hubo "un forcejeo" entre ambos.


Durante el juicio, un testigo que tiene un establecimiento cerca de donde sucedieron los hechos ha manifestado que al oír gritos salió a la puerta y vio al acusado "golpeando la puerta del coche del concejal y como entró en el coche forcejeando". Otro testigo --sobrino del edil-- ha asegurado que en el momento de la agresión iba hablando con él por teléfono y escuchó "todo", en una versión coincidente con la edil.


PETICIÓN DE PENAS

La fiscal ha considerado "acreditado" que la agresión se produjo por su "condición de concejal". El abogado del edil, por su parte, ha asegurado, respecto a la acusación de agresión, que "de producirse, que no se produjo, estaríamos ante una legítima defensa".


La Fiscalía considera al edil autor de un delito leve de lesiones, por el que solicita el pago de una multa, y al otro hombre autor de un delito de atentado y otro de lesiones, con pena de un año y tres meses de prisión y multa, respectivamente.  

Un acusado de agredir a un edil de Arteixo alega trastorno bipolar y vincula con un vídeo el inicio de la pelea

Te puede interesar