miércoles 21/10/20

Vinculan a un grupo anarquista el ataque con cócteles molotov a la sede del juzgado

Desconcierto por el último ataque con cócteles molotov a los juzgados de Betanzos. Una intensa humareda sorprendió al encargado de abrir las instalaciones minutos antes de las 08.00. Este policía es quien avisa de inmediato a sus compañeros de la Guardia Civil y a los Bomberos de Betanzos.

Desconcierto por el último ataque con cócteles molotov a los juzgados de Betanzos. Una intensa humareda sorprendió al encargado de abrir las instalaciones minutos antes de las 08.00. Este policía es quien avisa de inmediato a sus compañeros de la Guardia Civil y a los Bomberos de Betanzos. Todo apunta a que el atentado ocurrió horas antes a través de las dos ventanas de una de las travesías laterales, la de Sánchez de Taibo, que une el Cantón Pequeño o de San Roque, donde se emplaza la entrada principal de la sede judicial, con la avenida de Linares Rivas.
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, vinculó el incidente a “grupos anarquistas” y confirmó la existencia de “daños menores” en las instalaciones, en las dependencias del forense, donde se inició el incendio, y en el Juzgado de Instrucción 1, en la primera planta, que debió suspender su actividad por el olor y la suciedad causadas por el humo “que se extendió por el hueco de la escalera”, indicó personal de Betanzos.
En declaraciones a los medios de comunicación, Villanueva señaló que “de los cuatro artefactos que se lanzaron explosionaron y ardieron dos” provocando desperfectos en dos espacios separados por un cuarto de baño en la planta baja, sobre todo en una de las ventanas que, además de destrozada, quedó calcinada por las llamas, aunque estas no alcanzaron el material y documentación depositadas en la sala, solo dañados por la emanación de una mezcla de gasóleo y aceite, precisaron desde la Guardia Civil.

INVESTIGACIÓN
Según las primeras investigaciones, uno de los cócteles impactó contra la ventana y explotó, y otros se derramaron sin llegar a estallar, aunque no se descarta ninguna hipótesis, a la espera de las conclusiones de la Policía Judicial de Betanzos.
El delegado del Gobierno en Galicia recordó otro incidente de “características similares en 2011”, cuando alguien lanzó un artefacto incendiario a la ventana del despacho del forense de estos juzgados de Betanzos. Un colectivo anarquista reclamó la autoría de aquel ataque “en solidaridad con presos del movimiento de Chile y Grecia”.
En este caso, confirmó que “las líneas de investigación van por ese camino”, aunque corresponderá a los investigadores de la Policía Judicial y de la Científica establecerlas y, de momento, “no hay nada descartado, pero todo parece indicar, según los datos que se disponen en este momento, que van por ese camino”, añadió Villanueva. Nadie quiso valorar, al menos de momento, el contenido del mensaje de la pintada que apareció: “Nunca brilhará aquí a justiza”.
Los bomberos permanecieron varias horas en el inmueble para completar las tareas de ventilación, lo mismo que los agentes de la Policía y la Guardia Civil, que acordonaron la zona para recabar posibles pruebas que permitan aclarar el suceso, que se registra diez años después de la colocación de un artefacto similar en la misma sede, que no explotó, y transcurrido más de un lustro del ataque a la Casa do Pobo de Betanzos, que destrozó la entrada a la sede de los socialistas en la calle de Venezuela. Desde UGT denunciaron que llevan tiempo reclamando medidas de seguridad para juzgados como Betanzos, sin que nadie haya atendido su petición.
El alcalde, Ramón García, condenó el ataque y solicitó colaboración con la Policía.

Comentarios