Jueves 18.04.2019

Veinte años aportando sabor y ritmo a la comarca coruñesa

Abegondo y Arteixo celebraron ayer las veinte ediciones de dos eventos referentes en sus localidades: la Feira do Queixo y el Concurso de Música Tradicional de Xiradela. Ambos registraron una alta participación y sirvieron para mostrar el talento local

El centro cívico arteixán acogió a grupos de música tradicional | patricia g. fraga
El centro cívico arteixán acogió a grupos de música tradicional | patricia g. fraga

Dos décadas han pasado desde que se pusieron en marcha el Concurso de Música Tradicional de Xiradela, en Arteixo, y la Feira do Queixo de Abegondo, dos eventos que ayer congregaron a un numeroso público.

En el municipio abegondés, el evento llenó el entorno de San Marcos de actividad y sabor. Los más pequeños tuvieron la oportunidad de elaborar su propio queso de cabra y aprender sobre ordeño con la vaca Candela, mientras sus familias paseaban por los expositores probando y observando la variedad de especialidades –las más abundantes, las de queso de leche cruda de vaca, producto estrella de Abegondo–.

El alcalde, José Antonio Santiso, entregó un recuerdo a todas las productoras participantes y resaltó la dedicación que requiere el oficio, ensalzando las cualidades de los quesos locales como producto de la Reserva de Biosfera. A mayores, también se vendían pan, empanadas, dulces, mermeladas y vino de la tierra, además de artesanía y textil –dentro de la habitual feria municipal–. El grupo de gaitas de la Escola de Música animó la fiesta.

Folclore 
En el centro cívico de Arteixo, agrupaciones de música tradicional de toda Galicia, con predominio de formaciones de las provincias de A Coruña y Pontevedra, mostraron todo su talento.

La XX edición del Concurso de Música Tradicional de Xiradela –asociación juvenil formada en el año 82– registró hasta medio centenar de grupos y entregó 1.900 euros en premios en total, sumando las diferentes categorías. El jurado tuvo en cuenta no solo la maestría a la hora de tocar, sino la originalidad de las piezas y el vestuario de los intérpretes.

Abegondo y Arteixo celebraron los veinte años de dos eventos referentes en sus localidades.

Comentarios