domingo 17/1/21

Unos ladrones fuerzan la puerta del templo de Requián y se van con las “manos vacías”

La oleada de robos y de actos vandálicos que desde hace semanas sufre la comarca brigantina alcanzó este martes la iglesia de Santiago de Requián.

  La oleada de robos y de actos vandálicos que desde hace semanas sufre la comarca brigantina alcanzó este martes la iglesia de Santiago de Requián. Uno o varios desconocidos forzaron las puertas de acceso al templo para, una vez en su interior, revolverlo todo y provocar daños de diversa consideración en el mobiliario, aunque, al parecer y según un primer examen, “no se llevaron nada”, indicó el párroco, José Mato.

En esta iglesia, al sur del municipio, se habían registrado varios asaltos, por lo que tanto el sacerdote como los vecinos evitan dejar dinero en el interior. “Lo que había de valor, objetos de oro o de plata, lo dejaron”, indicó Mato, que advirtió del suceso a la Guardia Civil de Betanzos. Todo apunta a que los ladrones emplearon una palanqueta para entrar, sobre todo, teniendo en cuenta los desperfectos que presentaban las hojas de madera de Santiago.

Requián, con una quincena de núcleos, es, de las siete parroquias rurales, la que presenta la mayor cifra de población, ya que a ella pertenece la localidad de Infesta.

 Sorpresa > La zona se ha visto afectada, en los últimos meses, por varios robos que, en algunos casos, se produjeron en viviendas unifamiliares “á beira da estrada, sen que ninguén se decatase”, por lo que a algunos residentes no parecieron sorprenderles demasiado los hechos ocurridos en el templo parroquial de Santiago.

La comunidad decidió no dejar el dinero en el templo después  de sufrir varios robos

No obstante, el municipio más afectado de la comarca sigue siendo Coirós donde, hace menos quince días, se sustrajo una veintena de paneles del dispositivo de 56 placas fotovoltaicas instaladas en la cubierta de la grada del campo de fútbol de A Cortella. En esta localidad, los asaltos a las iglesias fueron, hace algunos meses, realativamente frecuentes, con sucesos en Lesa, Espenuca o Armea.

Los alcaldes del interior, entre ellos los de Curtis y Coirós, se unieron para demandar al Ministerio del Interior “mayor presencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado”.

El Ayuntamiento de Betanzos también confirmó que se ha puesto en contacto con la Guardia Civil para solicitar su apoyo y colaboración con las patrullas de la Policía Local en la vigilancia de la zona centro y, en concreto, de las calles de la “movida” como Rosalía de Castro.

En los núcleos rurales, este tipo de acciones conjuntas son más habituales, ya que es en estos puntos donde los agentes del instituto armado tienen una mayor presencia, e incluso son diarios los controles de Tráfico.

Comentarios