sábado 19/9/20

El TSXG ordena la demolición de dos edificios de Sada con 58 viviendas

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha ordenado la demolición de dos edificios de Sada, uno situado en la avenida de Sada y sus Contornos y otro en Fiunchedo, y que afectará a un total de 58 viviendas.
 

Un edificio afectado está en la avenida de Sada y sus Contornos
Un edificio afectado está en la avenida de Sada y sus Contornos

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha ordenado la demolición de dos edificios de Sada, uno situado en la avenida de Sada y sus Contornos y otro en Fiunchedo, y que afectará a un total de 58 viviendas.
Según fuentes del Ayuntamiento sadense, que preside Ernesto Anido, esta resolución declara nulas las licencias de obras concedidas en el año 2005 por el gobierno, que en ese momento presidía Ramón Rodríguez Ares.
Para el actual regidor este problema deriva de haber permitido a las promotoras O Meu Lar e Inversiones Cabrales la edificación de dos bloques autónomos y desconectados en suelos con determinaciones urbanísticas diferentes y con una edificabilidad mucho mayor de la que permitía el planeamiento.
El gobierno local recuerda que la licencia fue denunciada por el BNG, cuando se encontraba en la oposición, al entender que se estaba construyendo sobre suelo urbano no consolidado y que existía un exceso de aprovechamiento urbanístico.
Sin embargo, Anido denuncia que cuando el Bloque accedió al gobierno local no paralizó los trabajos y permitió que los dos bloques continuarán construyéndose, a pesar de las denuncias de un promotor privado.
Añade el alcalde que en 2013 un juzgado coruñés anuló ambas licencias, por lo que decidió no otorgar la licencia de primera ocupación “con la finalidad de salvaguardar los derechos de los posibles compradores frente a las consecuencias que se pudiesen derivar por sentencia judicial”.
No obstante, con la intención de defender los intereses de los adquirientes, Anido interpuso recurso contra la sentencia defendiendo principios de menor demolición y proporcionalidad.
“Sin embargo, tanto el juzgado primero como el TSJG recientemente, entendieron que los incumplimientos son tantos y de tal magnitud que ordena la demolición de la totalidad de las 58 viviendas”, añade el regidor.
Fuentes del equipo de gobierno, indica que ahora el Ayuntamiento deberá responder de una reclamación de responsabilidad patrimonial ya solicitada de alrededor de cuatro millones de euros.
“Una nefasta herencia que podría poner a Sada en una situación similar a Miño”, apostilla.

Comentarios