miércoles 20.11.2019

El TSXG abre la puerta a legalizar un muro de A Zapateira sobre el que pesa orden de derribo

Culleredo podrá modificar el proyecto constructivo de la valla ubicada en la urbanización Vallesur
Los vecinos de la urbanización Vallesur recurrieron la sentencia de derribo del muro en reiteradas ocasiones | aec
Los vecinos de la urbanización Vallesur recurrieron la sentencia de derribo del muro en reiteradas ocasiones | aec

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) abre la puerta a que el Ayuntamiento de Culleredo modifique el proyecto constructivo de un muro de contención, situado en la urbanización Vallesur de A Zapateira, sobre el que pesa orden de derribo.

La sentencia del alto tribunal, fechada el pasado 11 de octubre, insta al Gobierno local, que preside José Ramón Rioboo, a modificar el proyecto, aunque también lo condiciona a que los promotores de la modificación acrediten las condiciones de seguridad del muro, de acuerdo a lo estipulado por técnicos municipales.

El TSXG basa su decisión en que la valla en cuestión no es un muro de cierre o separación de parcela, sino de urbanización para la contención de tierras, por lo que entiende que no resultan de aplicación las limitaciones que se señalan en el Plan Parcial de A Zapateira.

Origen del procedimiento

Según fuentes municipales, el origen del procedimiento data del año 2007 cuando un particular denunció la construcción del mencionado muro

Los técnicos municipales abrieron en 2008 un expediente de reposición de la legalidad ordenando su demolición debido a que su altura, seis metros, excedía a la prevista en el proyecto, que entendían fijada en 2,5 metros. Las mismas fuentes añaden que es un muro de contención de 160 metros de largo y su derribo podía afectar a la urbanización..

Por su parte, la comunidad de propietarios, recurrió la orden de demolición, pero su recurso fue desestimado en 2011 y por el TSXG en 2012, obligando al Ayuntamiento a ejecutar de forma subsidiaria la demolición.

El Gobierno local, entendiendo la motivación y razonamiento de los vecinos, buscó soluciones y mantuvo reuniones con la comunidad, la Diputación y la Xunta, de cara a dar con una fórmula que solventase la demolición. De hecho, el Gobierno local fue apercibido por la justicia por no ejecutar la sentencia.

El alcalde aplaude la decisión del tribunal porque supone poder dar una solución a los vecinos de Vallesur y a un proceso muy complejo.

Comentarios