martes 27/10/20

La siniestralidad vial en Carballo desciendió casi un 5% durante 2014

Las medidas implementadas desde el pasado año por el Concello de Carballo para aumentar la seguridad vial en el municipio parecen estar surtiendo efecto. Y es que según el balance elaborado por la Policía Local que fue presentado ayer en la comisión especial de Seguridad, en 2014 la siniestralidad vial en la capital de Bergantiños se redujo en casi un cinco por ciento, registrándose 136 accidentes de tráfico, que son siete menos que los ocurridos en el año precedente.  

En la comisión especial de Seguridad, el jefe de la Policía Local (d.) dio a conocer el balance de las incidencias y actuaciones de 2014 y el primer trimestre del año	marema
En la comisión especial de Seguridad, el jefe de la Policía Local (d.) dio a conocer el balance de las incidencias y actuaciones de 2014 y el primer trimestre del año marema

Las medidas implementadas desde el pasado año por el Concello de Carballo para aumentar la seguridad vial en el municipio parecen estar surtiendo efecto. Y es que según el balance elaborado por la Policía Local que fue presentado ayer en la comisión especial de Seguridad, en 2014 la siniestralidad vial en la capital de Bergantiños se redujo en casi un cinco por ciento, registrándose 136 accidentes de tráfico, que son siete menos que los ocurridos en el año precedente.  

La Policía Local destaca que este descenso se debe a la mayor labor preventiva realizada por los agentes en los puntos negros de circulación detectados en períodos anteriores, si bien aún queda mucho por hacer en las calles Gran Vía o Vázquez de Parga donde tuvieron lugar el mayor número de los siniestros (11 y 15, respectivamente). Pero también subraya el informe que estos buenos datos son consecuencia de la puesta en marcha de medidas para mejorar la seguridad en las carreteras, como la instalación de los aforadores de velocidad en las calles Vázquez de Parga, Ponte da Pedra y la travesía de Malpica, las nuevas rotondas ejecutadas en la carretera de Razo y el Fórum o los cambios de circulación en algunas de las calles del casco urbano, además de la ampliación de las aceras o la nueva iluminación pública.

El descenso de los accidentes de tráfico también se evidencia en el número de personas heridas. Entre enero y diciembre de 2014 fueron 49 los conductores, ocupantes y peatones que sufrieron lesiones en las carreteras, 21 menos que un año antes.

Para el concejal de Tráfico e Seguridade Cidadá, Xosé Regueira, estos datos son “satisfactorios porque se reducen nunha porcentaxe interesante, pero sempre son mellorables e invitan a seguir traballando”. Por eso el edil hace hincapié, más que en las estadísticas, en la casuística de estos accidentes lo que, a su parecer, es lo más preocupante.

En este sentido, apunta Regueira al alto número de accidentes causados por los despistes al volante –que originan el 36% de los accidentes de tráfico registrados–; por no respetar las prioridades (28,67%) o, lo que es aún más importante, los siniestros causados por conducir bajo la influencia del alcohol, que superan el siete por ciento de los casos contabilizados por la policía carballesa.

En unas estadísticas anuales que tienden a la baja, uno de los asuntos que más preocupa es el incremento de conductores que dan positivo en los controles de alcoholemia realizados por la Policía Local. De las 63 pruebas positivas que se realizaron el pasado año, 15 fueron en accidentes de tráfico, mientras que otras 20 pruebas positivas se realizaron en otros controles y dispositivos. No obstante, el grueso de las actas levantadas por la policía municipal fueron negativas (249).  Otro dato a resaltar son los seis controles  y campañas que se realizaron con la Dirección General de Tráfico en los que se controlaron 10.796 vehículos y se tramitaron 96 denuncias.

Labor preventiva

Gran parte del trabajo de la Policía Local el pasado año se centró en la prevención, especialmente en los colegios e institutos de la zona. En este caso la presencia de los agentes municipales permitió evitar conflictos en las entradas y salidas de los colegios y, principalmente, controlar el tráfico en los pasos de peatones más usados por los escolares y los peatones en general.

Y precisamente esta labor preventiva encaminada, sobre todo, a concienciar sobre la disminución de la velocidad y la necesidad de prestar atención al volante será la que más refuerce la Policía Local para conseguir que siga disminuyendo la siniestralidad en 2015, que en sus primeros meses ya ha dejado 39 accidentes y 17 heridos, once de ellos, peatones.

Comentarios