lunes 18/1/21

Seprona y Augas de Galicia investigan el origen del vertido químico en el Bolaños

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), Augas de Galicia y el propio Ayuntamiento de Arteixo investigan el origen del vertido en el río Bolaños, que la tarde del jueves provocó la muerte de cientos de peces a la altura de O Rañal.

Los peces muertos se acumulaban ayer en la desembocadura del río en O Rañal
Los peces muertos se acumulaban ayer en la desembocadura del río en O Rañal

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), Augas de Galicia y el propio Ayuntamiento de Arteixo investigan el origen del vertido en el río Bolaños, que la tarde del jueves provocó la muerte de cientos de peces a la altura de O Rañal, una cifra que fue en aumento a lo largo de ayer.
El Seprona y Augas de Galicia procedieron ayer a analizar el agua y los propios animales, para determinar qué tipo de agente químico se vertió en las aguas. El portavoz del PSOE, Martín Seco, fue quien denunció el vertido el jueves por la tarde mientras paseaba por O Rañal, alegando que la zona desprendía un fuerte olor a aditivos químicos.

peligro
Seco llamó la atención sobre la peligrosidad de este accidente, ya que “son moitas as familias que veñen aquí cos nenos pequenos a diario”, y pidió la implicación y colaboración del Gobierno de Carlos Calvelo para exigir responsabilidades a los infractores y velar por la seguridad de los ríos del municipio.
El personal del Ayuntamiento colaboró en las labores de recogida de los peces muertos y el Gobierno local recuerda a los infractores que la multa que establece la Xunta por este tipo de delitos ecológicos se sitúa entre 30.000 y 600.000 euros.
El Bolaños ya ha sido objeto de otros vertidos y a su paso por el centro de Arteixo ya ha presentado en más de una ocasión algunas acumulaciones de residuos como botellas o plásticos.

ruptura en sabón
Por otra parte, ayer se produjo una ruptura en una estación de bombeo del embalse de Sabón.
Desde el Gobierno local aseguran que este incidente no guarda relación alguna con el vertido en el río Bolaños, ya que las aguas de la presa de Sabón no se comunican con este cauce. Respecto a este bombeo, está pendiente la aprobación de un proyecto por parte de la Diputación de A Coruña para renovar las instalaciones. El coste para mejorar esta infraestructura obsoleta es de 200.000 euros, una inversión que está recogida dentro del convenio que la Diputación y el Ayuntamiento de Arteixo firmaron el pasado año, con motivo del traspaso del polígono de Sabón y sus infraestructuras a la titularidad municipal.
El Ayuntamiento de Arteixo espera solucionar pronto estas problemáticas y volver a contar con calidad en las aguas del término municipal.

Comentarios