Lunes 10.12.2018

Seoane exige que se expulse de España a los agresores de dos policías locales

“Después del juicio, ni prisión ni nada, expulsión de España y que regresen a sus países de origen”, apuntaba ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, sobre el futuro de las personas detenidos, la madrugada del día de Navidad, como presuntos agresores de dos policías locales.

La agresión a los agentes se produjo el día 25, a las 7.00 horas, en la calle del Xuncal	pedro puig
La agresión a los agentes se produjo el día 25, a las 7.00 horas, en la calle del Xuncal pedro puig

“Después del juicio, ni prisión ni nada, expulsión de España y que regresen a sus países de origen”, apuntaba ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, sobre el futuro de las personas detenidos, la madrugada del día de Navidad, como presuntos agresores de dos policías locales.

El mandatario local aseguraba que no alberga ningún sentimiento xenófobo pero que las personas extranjeras que llevan a cabo actos como los que, según él, protagonizaron los tres arrestados en Santa Cristina el pasado día 25, a partir de las siete de la mañana, deben de ser obligados a retornar a sus respectivos lugares de origen.

Considera un hecho muy grave que los detenidos, con el apoyo de un grupo formado por entre 30 y 40 personas, amenazasen e intentasen linchar a dos agentes que se encontraban de patrulla por la zona de copas de Santa Cristina la noche mencionada.

Seoane señalaba también que llevará el caso a los tribunales y que defenderán la labor realizada por ambos agentes, uno de los cuales se encuentra de baja debido a las lesiones recibidas cuando fue agredido por el grupo.

Los hechos por los que el Ayuntamiento está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias comenzaron cuando los policías locales agredidos recibieron el aviso de un particular que los alertaba de que un hombre estaba recibiendo una paliza en la calle del Xuncal.

Los agentes consiguieron reducir a uno de los agresores pero uno de sus compañeros se dio a la fuga. Sin embargo, todo se precipitó cuando el huido regresó al lugar acompañado de un grupo de personas que hasta es momentos se encontraban en el interior de uno de los locales de copas de la zona disfrutando de una fiesta privada.

baldosas rotas

Los integrantes del grupo comenzaron a insultar y a agredir a los policías municipales hasta que consiguieron liberar a su compañero.

Sin embargo, no satisfechos con ello continuaron centrando su ira con los agentes, uno de los cuales incluso se vio obligado a disparar al aire para intimidar a la multitud y evitar ser linchado.

La agresividad de los atacantes fue tal que ambos policías escaparon de la zona para buscar un lugar en el que esconderse y poder solicitar refuerzos. En su auxilio acudió otra patrulla de la Policía Local oleirense, pero también compañeros de las fuerzas de seguridad de los municipios vecinos de Cambre y Culleredo.

También se desplazaron hasta Santa Cristina guardias civiles de Oleiros, Cambre y Culleredo. Entre todos los efectivos consiguieron acabar con un tumulto en el que se arrojaron desde botellas de vidrio hasta baldosas.

Ante estos hechos el alcalde asegura que se adoptarán todas las medidas necesarias para llevar a cabo el cierre de varios establecimientos de copas de la zona y se centrará en los regentados por sudamericanos.

“No vamos a permitir que acaben con Santa Cristina”, exclamaba, por su parte, la edil de Orden Público, María José Varela.

Comentarios