Jueves 18.04.2019

La senda fluvial de Iñás a Nós tendrá 100.000 metros cuadrados de superficie

Oleiros negociará con los propietarios la cesión de los terrenos que aún no posee para realizar el área verde

Los trabajos de la senda fluvial está previsto que se inicien en las inmediaciones del parque empresarial de Iñás
Los trabajos de la senda fluvial está previsto que se inicien en las inmediaciones del parque empresarial de Iñás

La senda fluvial que enlazará las parroquias oleirenses de Iñás y Nós tendrá una superficie de cien mil metros cuadrados y se realizará a través de bosques de gran valor ecológico.


Según fuentes municipales, se trata de un itinerario de unos tres kilómetros de longitud para cuyo diseño ya se ha contratado los servicios de una empresa por un importe de cerca de 83.000 euros.

El Gobierno local, que preside Ángel García Seoane, ya dispone de casi todo el terreno necesario. Posee 56.000 metros en Iñás y 36.000 en Nós e indica que para finalizar la senda tratará de alcanzar acuerdos, a través de negociaciones, con los propietarios afectados.


En negociaciones ya finalizadas, el Ayuntamiento obtuvo un lavadero y un centenario molino de carbón.

Iniciativa
Cabe indicar que esta iniciativa de ocio, que también servirá para incrementar la seguridad de los peatones que ya no estarán obligados a transitar por las inmediaciones de la vía nacional N-VI, se sumará a la que se está llevando a cabo en Bastiagueiro, entre Perillo y Liáns.

En la zona denominada Bastiagueiro Pequeno se han iniciado las obras de construcción del parque costero metropolitano de Bastiagueiro. Esta gran área verde discurrirá por la franja costera entre el actual parque de As Galeras, en Liáns, hasta la playa de Bastiagueiro.

Las obras está previsto que se lleven a cabo en dos fases. Una con un coste de 170.000 euros y otra por más de 350.000 euros.

Movimiento de tierras
Los trabajos incluyen el movimiento de tierras para suavizar las pendientes existentes, el acondicionamiento del camino de acceso a la playa para permitir el paso de maquinaria, la preinstalación de las canalizaciones para el alumbrado público y la ejecución de las sendas peatonales de dos metros de ancho, con continuidad del acceso rodado a la playa mediante una pasarela de madera.


Después se abordará la instalación del mobiliario urbano, la construcción de un aparcamiento público, así como el ajardinamiento de tan solo algunas zonas.


La previsión del Gobierno local es que el parque se abra al público el próximo verando y quiere mantener gran parte de la vegetación existente en este ámbito respetando las especies autóctonas y más reseñables.

Comentarios