Sanmartín ve una “provocación” en el traslado de Abraham e Isaac a Meirás

Una “provocación” de los Franco. Así ve la Diputación de A Coruña la decisión de los descendientes del dictador de depositar las esculturas de Abraham e Isaac en el Pazo de Meirás.

Sanmartín ve una “provocación” en el traslado de Abraham e Isaac a Meirás
Las visitas del pasado viernes constataron la presencia de las esculturas en la capilla de Meirás | Miguel miramontes
Las visitas del pasado viernes constataron la presencia de las esculturas en la capilla de Meirás | Miguel miramontes

Una “provocación” de los Franco. Así ve la Diputación de A Coruña la decisión de los descendientes del dictador de depositar las esculturas de Abraham e Isaac en el Pazo de Meirás. Porque, como publicó este diario el pasado sábado, una vez concluida la exposición sobre el Mestre Mateo que se exhibía en el Pazo de Xelmírez, en Santiago, los Franco ordenaron el traslado de las estatuas a Sada.  
Hasta su cesión para ser exhibidas en la exposición sobre el autor del Pórtico de la Gloria, que visitó Madrid y Santiago, el emplazamiento de Abraham e Isaac era la Casa de Cornide.
Para Goretti Sanmartín, este movimiento es “una provocación” por parte de los herederos del dictador al ubicar estas imágenes en “un inmueble en venta con todo lo que atesora en su interior”, denunció la vicepresidenta de la Diputación de A Coruña. “La impunidad con la que actúan los Franco hace que puedan campar a su aire en un momento en que es un clamor la reclamación tanto del Pazo de Meirás como de las esculturas que son obras de arte singulares del arte universal y que son bienes que fueron comprados por el Ayuntamiento de Santiago”, apostilló Sanmartín.
El Gobierno de Martiño Noriega presentó una denuncia por la titularidad de las piezas que fue admitida a trámite en diciembre de 2017. La institución municipal compostelana reclama la devolución de las esculturas porque entiende que son parte del patrimonio público y, por lo tanto, “no pueden ser cedidas ni regaladas, ni ha lugar para la prescripción que podrían alegar los Franco para quedar con las figuras” del Mestre Mateo. En la demanda, presentada el pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento de Santiago incorporaba toda la documentación que “demuestra” que es el “legítimo propietario” de las dos piezas, adquiridas al Conde de Ximonde en 1948. l