Sánchez alerta de que el 2019 será “delicado” en lo económico para el Ayuntamiento de Miño

El pleno, de carácter extraordinario, derivó en un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición | Archivo EC

“El año más delicado será el 2019”, expuso Ricardo Sánchez Oroza.

“El año más delicado será el 2019”, expuso Ricardo Sánchez Oroza.Miño aprobó, en sesión plenaria extraordinaria y con los único votos de la coalición Sánchez-PP, solicitar la línea de financiación que liquidará el porcentaje restante de la deuda contraída con los expropiados por Fadesa. 
El PSOE optó por la abstención al considerar una “irresponsabilidad” esta nueva operación de crédito a la que, por otra parte, “no se tenía que haber llegado” si se actuase en consecuencia, “exigiendo los avales” a la constructora, entre otras medidas que nunca adoptó el Ayuntamiento de Miño. 
Según el Gobierno de Sánchez, de este modo se liquidará el 100% de la deuda principal contraída como responsable subsidiario por la sentencia judicial que estableció que el precio por metro cuadrado expropiado para la urbanización de Costa-Miño pasara de 6 euros a 26. Para el alcalde, donde la oposición advierte “irresponsabilidad”, hay “trabajo, trabajo y más trabajo”, e incidió en que, de acuerdo con las previsiones, el “peor año” será el 2019. “Pero –continuó– ya estamos trabajando en medidas adicionales para reducir el impacto de ese ejercicio en cerca de un 80%”.

“Condiciones”
Sánchez destacó que las complicadas condiciones impuestas por el Ministerio de Hacienda para adherirse al Fondo de Impulso Económico: cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública; que el periodo de pago a proveedores no supere en más de treinta días el plazo máximo previsto y estar al corriente de todas sus obligaciones de información económico-financiera, son la “nítida constatación de que la gestión municipal está siendo efectiva y que se están logrando uno a uno todos los objetivos propuestos por el Gobierno de Miño” al inicio del mandato respecto a la deuda de Fadesa Inmobilaria.

Déficit arrastrado
El portavoz socialista, insistiendo en su postura, apuntó que la deuda contraída será arrastrada por las próximas generaciones de vecinos de Miño. Una cuestión a la que el mandatario respondeió con la previsión de deuda elaborada por la Intervencion Municipal en la que se apunta a que “el déficit municipal terminará mucho antes de lo indicado por el PSOE, en concreto en el año 2025”, exponiendo como año más delicado el ejercicio 2019. 
El alcalde aprovechó los últimos minutos de intervención para cargar contra el PSOE: “No entiendo por qué hoy deciden no apoyar esta propuesta cuando en el crédito anterior, con exactas condiciones e importe muy superior votaron a favor”, recriminó el regidor solicitando al portavoz de la oposición que argumentase su postura: “Por qué antes sí y ahora no”, insistió Sánchez. l