Martes 11.12.2018

La Xunta hará un nuevo estudio para reducir el impacto de la Vía Ártabra en el castillo de Fontán

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la aprobación, por parte de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, del proceso .

El Gobierno autonómico ha dado un paso más en el proyecto de la Vía Ártabra	archivo ec
El Gobierno autonómico ha dado un paso más en el proyecto de la Vía Ártabra archivo ec

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la aprobación, por parte de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, del proceso de información pública y, de manera definitiva, del estudio informativo y de impacto ambiental de la nueva carretera de acceso a Sada desde la Vía Ártabra.
No obstante, la Xunta anuncia la próxima elaboración de un estudio específico del tramo comprendido entre la AC-163 –que une Sada con Mera– y el puerto de la localidad sadense –en el punto kilométrico 5+454–, con el objetivo, aseguran, “de axustar o trazado en planta e alzado”.
Ese nuevo estudio, explica el departamento dirigido por Ethel Vázquez, será sometido a exposición pública y pretende “minorar as afeccións do trazado, e de xeito específico a afección ao castelo de Fontán”.
Por todo ello, el proyecto del falso túnel del que se habló en su día para que diera acceso al propio puerto de Sada, se determinará en ese estudio, como afirman desde el Gobierno autonómico, que deberá ver en ese nuevo documento cuáles serán la definición concreta del trazado y las características del mismo en ese tramo.
Hay que recordar que el paso de la Vía Ártabra por Fontán y su afección ambiental al terreno en el que se encuentras las ruinas del castillo ha sido una de las polémicas de este trazado desde que se supo que la infraestructura pasaría por allí.
Han sido muchos los detractores de un paso de la Vía Ártabra por este lugar, pero desde la Xunta han insistido en que el trazado será respetuoso con la zona.

alternativas
El trazado definitivo se eligió después de que, en mayo de 2013, como recuerda el Ejecutivo gallego, se sometiera al trámite de información pública y de los organismos afectados el Estudio Informativo de Impacto Ambiental, en el que se desarrollaban un total de cinco alternativas de cara a la ejecución de la nueva carretera que conectaría la Vía Ártabra con Sada.
Esas alternativas se iniciarían en el enlace de esta infraestructura con la CP-7508, en la parroquia de Osedo, y finalizarían –una vez que circunvalaran Sada–, en el puerto, en la zona de Fontán, salvo una de ellas, que concluiría en la carretera Sada-Mera, la AC-163.
De todas ellas, se eligió la alternativa D, en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 0 y 4+550, en la intersección con la mencionada AC-163, en cuyo tramo, hasta el puerto, se anuncia el citado estudio para reducir el impacto ambiental y ajustar el trazado, como señaló ayer la Xunta en un comunicado.

Comentarios