domingo 25.08.2019

SADA - El pazo de Meirás aún no ha abierto sus puertas a los visitantes este año

Ni un solo visitante ha pisado el pazo de Meirás durante este año 2013. Ni uno. Así lo reconoció el departamento de Patrimonio de la Consellería de Educación y Cultura, al ser preguntado por la marcha de las rutas guiadas en el inmueble propiedad de la familia Franco.
 

el pazo abrió sus puertas el 25 de marzo de 2011, dos años y medio después de declararse bic pedro puig
el pazo abrió sus puertas el 25 de marzo de 2011, dos años y medio después de declararse bic pedro puig

Ni un solo visitante ha pisado el pazo de Meirás durante este año 2013. Ni uno. Así lo reconoció el departamento de Patrimonio de la Consellería de Educación y Cultura, al ser preguntado por la marcha de las rutas guiadas en el inmueble propiedad de la familia Franco.
La Xunta aseguró que “en breve” mantendrán una reunión con un representante de los dueños del pazo para estudiar cómo se organizará este año. O, al menos, lo que queda de él, ya que no hay fecha definida para dicho encuentro y, por tanto, ni mucho menos para el comienzo de las visitas.
Será, por consiguiente, el ejercicio que más tarde abra sus puertas al público desde que lo hiciera el 25 de marzo de 2011, casi dos años y medio después de ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC) a finales de 2008, una catalogación que obliga a los propietarios de las Torres de Meirás a abrirlo al menos cuatro días al mes, algo que en 2013 se está incumpliendo, ya que se encuentra ya en el quinto mes sin que entren visitantes.
Hay que recordar que el pasado año se abrió el pazo el 6 de abril y que ni siquiera cerró en agosto –abrió los cinco viernes de aquel mes–, como sí hiciera el primer año alegando que la familia Franco pasaría en él sus vacaciones de verano.

La Xunta se reunirá “en breve” con un representante de los Franco para acordar
el convenio de 2013

datos del año pasado
La Xunta, cuestionada igualmente por los datos registrados el pasado año, cifró en 2.388 las solicitudes recibidas para ver las estancias comprendidas en el plan de las visitas guiadas –hay que recordar que no se recorre la totalidad del pazo, sino partes del jardín y algunas dependencias de las plantas baja y primera–, lo que no quiere decir, afirman, que coincida con el número final de asistentes.
Precisamente a este respecto ha habido muchas quejas desde que se abriera en 2011. El método de reserva de plaza, que se hace a través de una empresa de seguridad privada –a la que, por cierto, el Ejecutivo autonómico paga más de 20.000 euros anuales–, echa para atrás a muchos de esos solicitantes, ya que se suele dar cita con muchos meses de antelación.
Por eso los visitantes reales son muchos menos de esos 2.388 que lo pidieron. Es más, los datos de 2011 sí los ofreció la Xunta como personas que hicieron finalmente el recorrido –las visitas eran hasta el año pasado los viernes en varios turnos– y que llegaron a 1.240.
Y es que la poca afluencia se constata incluso en el bar que se encuentra al lado del pazo de Meirás, donde se quejan de la poca gente que para por allí con motivo de los recorridos guiados. Y este año, aún con más razón. Ahora ya entienden por qué no iba nadie.
En este sentido ya se han expresado en numerosas ocasiones tanto los partidos de la oposición en el Parlamento y en el Ayuntamiento de Sada como la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica, que calificaron de “fracaso” el resultado del sistema de gestión de visitas a este BIC en la parroquia de Meirás.

Comentarios