jueves 02.04.2020

Sada cede a los mariscadores una caseta en la playa de cara al invierno

Los mariscadores en Sada dispondrán durante la temporada invernal de una caseta, ubicada en la playa de As Delicias, para poder guardar sus herramientas de trabajo.

La caseta está muy próxima a la céntrica calle de la Playa	pedro puig
La caseta está muy próxima a la céntrica calle de la Playa pedro puig

Los mariscadores en Sada dispondrán durante la temporada invernal de una caseta, ubicada en la playa de As Delicias, para poder guardar sus herramientas de trabajo.
De este modo, lo tendrán más a mano, ya que se encuentra cerca de la zona donde habitualmente suelen desarrollar su actividad.
Así lo anunció en el día de ayer el Ayuntamiento, que recordó que en la actualidad faenan un total de ocho mariscadores, una vez que se consiguió regularizar este trabajo en una actuación conjunta entre la propia administración municipal, la Cofradía de Pescadores sadense y la Xunta.
“La dependencia tiene una situación idónea por la cercanía a los bancos que utilizan los mariscadores de a pie”, destacó el gobierno local, que volvió a insistir en la importancia de aquel acuerdo al que se llegó hace justo un año y medio, en el mes de mayo de 2013.
Producto de aquel encuentro en el que estuvieron presentes el alcalde, Ernesto Anido, el patrón mayor, Andrés García Boutureira, y representantes autonómicos de la Consellería de Medio Rural e do Mar, se organizaron unos cursos de formación que permitió, a todos los interesados en obtenerlo, hacerse con el carné de mariscador y tener de esta forma un puesto de trabajo en su localidad de origen.
Esto posibilitaba asimismo poder tener más controlado el acceso a estas zonas de posibles furtivos o, al menos, de que aquellos que operaban de esta manera, pudieran legalizar su situación.
Una vez finalizados estos cursos, y toda vez que el convenio de explotación de la ría que mantenían con la Cofradía de Pescadores de Miño había expirado, los ocho nuevos mariscadores, todos ellos sadenses, pudieron empezar a trabajar sobre el terreno.
La dependencia que ahora ocuparán los mariscadores es la que han estado empleando durante la temporada estival los socorristas que operaban en la playa de As Delicias.
Una caseta que da a la calle de la playa, en pleno centro urbano de la localidad, y que está situada a escasos metros del edificio de la Sociedad.
“En ella podrán cambiarse y guardar sus aperos, lo que mejorará las condiciones de los ocho mariscadores que faenan en la zona”, resumió el consistorio.

Comentarios