viernes 4/12/20

SADA - Benito Portela, alcalde de Sada tras una votación sin precedentes

Lo vivido ayer en Sada fue algo histórico. Sin duda. Un hombre del pueblo, de Taibo, en la parroquia de Carnoedo, se hizo con la Alcaldía a sus 40 años. Benito Portela, de Sadamaioría, es ya el nuevo regidor sadense, en sustitución de Ernesto Anido, quien le entregó el bastón de mando en medio de una estruendosa ovación de los presentes.

Benito Portela posa con el bastón de mando ante la alegría de los presentes en el pleno	patricia g. fraga
Benito Portela posa con el bastón de mando ante la alegría de los presentes en el pleno patricia g. fraga

Lo vivido ayer en Sada fue algo histórico. Sin duda. Un hombre del pueblo, de Taibo, en la parroquia de Carnoedo, se hizo con la Alcaldía a sus 40 años. Benito Portela, de Sadamaioría, es ya el nuevo regidor sadense, en sustitución de Ernesto Anido, quien le entregó el bastón de mando en medio de una estruendosa ovación de los presentes.
Portela es recibido por la gente como lo que es. Como alguien al que conocen desde siempre. Alguien que ha mamado Sada desde el primer día de su vida.
Mucho de eso se vio ayer en el salón de plenos. Con el recinto a reventar, cuando hicieron su aparición los cuatro concejales electos de Sadamaioría los aplausos y los gritos de júbilo protagonizaron el momento. Fue, tras el instante en que la votación le brindó la Alcaldía a Benito Portela, el que más decibelios sumó.  
El candidato de Sadamaioría, que ya conoce el funcionamiento de la Administración de su época como secretario de Abel López Soto (BNG), apeló en su discurso de investidura a la transparencia y, en gran medida, a un diálogo con el resto de fuerzas al que no piensa renunciar.
En las últimas tres semanas ha habido críticas, en público y en privado, a una negativa de Sadamaioría a negociar con el resto de partidos de la izquierda –PSOE y BNG–, pero ayer Portela lo dejó claro. El momento es ahora y no antes.
Por eso, como ya manifestó el viernes en este mismo diario, tenderán la mano a las citadas fuerzas para formar gobierno. Si lo rechazan, dijo, que no sea porque no se lo han ofrecido, en clara alusión –y todo el mundo en la sala así lo entendió– al comunicado del jueves emitido por el PSOE en el que renunciaban a entrar en el ejecutivo, entre otras cosas, por esa “falla de programa de goberno e total desconfianza para co resto das forzas da esquerda” que, a juicio de los socialistas, ha practicado el partido de Portela.
El ya alcalde también quiso dejar claro que no había hablado con nadie para lograr los diez votos que le auparon a la Alcaldía. Y sí, eso iba por el PDSP. Sadamaioría se desmarcaba así, absolutamente, del partido liderado por Ramón Rodríguez Ares, opuesto de principio a fin a sus ideas.

consenso
Con todo y con eso, el nuevo regidor sadense prometió gobernar para todos, abriendo el Ayuntamiento a los vecinos, desarrollando un sano ejercicio de transparencia y tomando las decisiones importantes para Sada con el mayor consenso posible.
No le va a quedar otra, dicho sea de paso. A falta de cerrar acuerdos con otros grupos, son cuatro concejales los que llevarán las riendas del consistorio –junto a Portela, Blanca Vázquez, Francisco Montouto y Zeltia García–. “Gobernar obedecendo. Practicando o prometido. Participación, transparencia, ética. Palabras maiores que expresan o que vai ser vontade deste alcalde e do seu goberno”, dijo.
Un equipo que desde ya se pone manos a la obra, tanto en lo que respecta a las personas como en lo que se refiere a las áreas que dirigirá cada una de ellas a partir de ahora.
Es decir, si el BNG y/o el PSOE entran finalmente en el ejecutivo, en qué régimen de dedicación y qué departamento llevará cada uno.
En lo que se refiere a las dedicaciones, Sadamaioría apuesta, como así lo hace saber en su código ético, por un máximo de cinco, por lo que habría que repartirlas entre cuatro –más personal de confianza–, si se quedan solos, seis u ocho. De medias dedicaciones no habría límite.
Para todo ello habrá tiempo en los próximos días. Las llamadas, esta vez sí, ya se están cruzando por la izquierda.

Comentarios