domingo 24/1/21

Sacristán aduce motivos familiares y de salud para dejar la actividad política a partir de hoy

El alcalde de Culleredo y secretario provincial del PSOE, Julio Sacristán, aduce motivos familiares y de salud para dejar la política activa a partir de hoy.

Sacristán, visiblemente emocionado, anunció ayer que deja la actividad política activa | pedro puig
Sacristán, visiblemente emocionado, anunció ayer que deja la actividad política activa | pedro puig

El alcalde de Culleredo y secretario provincial del PSOE, Julio Sacristán, aduce motivos familiares y de salud para dejar la política activa a partir de hoy.
El mandatario local cullerdense desde el año 1983 presentará en el pleno de hoy, ante la corporación, su renuncia al cargo, un gesto que repetirá mañana, viernes, como diputado en la sede del Gobierno provincial.
Sacristán, visiblemente emocionado en la comparecencia pública que realizó ayer, atribuye a motivos familiares y de salud, físicos y psíquicos, una decisión que ya había avanzado hace escasamente un mes a El Ideal Gallego y que, según él, llevaba meditando más de dos años.
“Las circunstancias me impidieron tomar la decisión antes”, dijo en alusión a su labor al frente de la Alcaldía y como responsable del Partido Socialista coruñés. De la primera reivindica que deja un municipio con “endeudamiento cero” y con un Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) con todos los informes favorables para ser aprobado por la Xunta por primera vez en la historia.
Una vez presentada su renuncia como alcalde el bastón de mando recaerá, de manera temporal, en el primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Rioboo. Asimismo, está previsto que este último sea el candidato del Partido Socialista en la votación que tendrá lugar en el plazo de diez días para elegir al nuevo regidor.
 

Facilitar la renovación
Sacristán dice que seguirá como militante de este partido, y señala que su renuncia obedece también a un intento de favorecer la “renovación” tras la elección de Gonzalo Caballero como próximo secretario xeral del PSdeG.
Al respecto, apunta que “no es tanto” que se considere “un obstáculo”, sino que es partidario de que el nuevo secretario general “tengan las manos libres para decidir” ante el proceso que se iniciará ahora.
También asegura que el partido no está preparado para unas primarias porque se lleva el desacuerdo o las rencillas a los extremos. “Hay que mejorar mucho esto”, recomienda a sus compañeros de partido, al tiempo que quiso agradecerles y también a los funcionarios del Ayuntamiento su colaboración, que hizo extensiva a los vecinos del municipio.

Talante negociador
El todavía regidor destaca su talante negociador, mientras que como dirigente del PSOE provincial dice que consiguió “pacificar un poco la provincia”.
“Estos tres últimos años pasé momentos muy difíciles”, reconoció. Con todo, subrayó que, pese a las circunstancias del partido, se hubiese obtenido el gobierno de la Diputación.
Sacristán volvió a insistir en que lo deja por motivos personales y que “tras 33 años creo que tengo derecho a ello”.

Comentarios